La segunda parte de «Ignis Fatuus» se llama «Praeter» (que traducido del latín significa: más allá de otro, o después), fue proyectado en el LLUM BCN’17 Light Festival, con motivo de las Festes de Santa Eulàlia, co-Patrona de la ciudad.
Es una segunda versión de los fuegos fátuos en el escenario del sepulcro romano de Barcelona. Esta vez desde un enfoque diferente, la proyección cenital y cubriendo toda la superficie del recinto.
La apariencia de los duendes de fuego es como una bola de luz con poco brillo, por lo que se puede confundir con otra fuente de luz. Pueden cambiar de forma y